Enjoy up to 55% Off! Code: JOLLY Ends: 12/5 Details
Apply
  1. Help

Drabbles

Hello, you either have JavaScript turned off or an old version of Adobe's Flash Player. Get the latest Flash player.

Drabbles - Page Text Content

S: Alicante City Drabbles

BC: Alicante City 2011 drabbles

FC: Drabbles Alicante City 2011

1: Recopilación de Drabbles de nuestros foreros de Alicante City

2: Lizz | Luis avanzó, sostenido y calmado por la mano de Susana. "Ah", suspiró. Susana se situó a contraluz y se fundió en un apasionado beso con su amante. Luis fijó sus pupilas en la mirada de Susana y luego trató balbucear unas palabras, pero sin éxito. "Calla", dijo Susana. "No soy quién crees", dijo Luis. "Nadie es lo que el otro cree" afirmó Susana. Luis recordó la primera vez que la besó, revivió aquella pasión sublime, la ternura de su boca y la frescura de su piel."No podíamos intuir qué era el amor" pensó. Susana le sonrió.

3: Se miraron a los ojos. Fue una mirada larga, sostenida, profunda, fija. Una mirada que expresaba, sin necesidad de nada más, todo lo que en ese momento sentían el uno por el otro. Una mirada como un libro abierto. Una mirada clara, sin mentiras ni desvíos. Una mirada atenta, ninguna concesión a lo que ocurría alrededor. ¡Una mirada como he visto pocas! Fue una lástima que, al primer parpadeo del gato, el perro se intentara abalanzar sobre él. Se perdieron de vista, al doblar la esquina, corriendo uno detrás del otro. | Agatha

4: A Harvest of Memories | María tomó una bocanada de aire y miró hacia la cima, quedaban uno metros para la cumbre, la nieve le llegaba hasta las rodillas y nariz y pómulos estaban helados, entonces una gran sonrisa le iluminó la cara y recordó, recordó como un año atrás se sentía una mujer fracasada, rota, incapaz y dependiente de un marido maltratador, que durante años la humilló y despreció haciéndole creer que no valía nadaY allí estaba ahora, fuerte, feliz, capaz de cualquier cosa y sobre todo queriéndose al fin. | Penélope Glamour

5: Debía buscar refugio sin demora, si el sol me sorprendía en la superficie no tendría ninguna posibilidad de sobrevivir. Desde la gran tormenta solar era imposible pasar ni una sola hora sin estar a cubierto, cuevas y sótanos se habían convertido en mi salvación. Nadie fue capaz de imaginar las consecuencias de las turbulencias solares, la tremenda llamarada solar que electrificó los cables de transmisión y provoco todos aquellos incendios. ¿De que sirvieron satélites, Gps y demás tecnología?. Sigo buscando vida, intento no desfallecer, sigo mi viaje hacia el norte.... | Astralita

6: Luisa, Elvira y Ana llevaban meses preparando esa reunión. Hacía tanto que no se veían, que estaban nerviosas por el encuentro. Cuando Ana llegó al restaurante sus dos amigas ya la esperaban. La vieron y corrieron a abrazarla, después las tres se sentaron y quedaron calladas, sin saber que decir. ¿Acaso el tiempo había hecho de ellas unas extrañas? Luisa fue la primera, miró a las otras, tan cortadasy entonces comenzó a reír a carcajadas, después sus risas se contagiaron a Elvira y Ana. Y así estuvieron un buen rato, riendo y sabiendo que siempre serían las mejores amigas. | Penélope Glamour

7: Nunca pensé que aquella pequeña aventura, dejara tan profunda huella en el corazón de ambos amantes ocasionales. Se conocieron por casualidad, una noche de tormenta, que les sorprendió visitando aquel paraje tan espectácular. Las tormetas de verano son imprevisibles. Sus miradas se cruzaron, cuando se refugiaron de la lluvia, bajo los soportales de la gran casona. Una cosa, llevó a otra y terminaron envueltos en un mar de abrazos y caricias, bajo las suaves sábanas de seda en el dormitorio de ella. El despertar fué maravilloso, placentero. Sus vidas debían seguir caminos diferentes por lo que se despidieron al alba. | Esperens

8: Lizz | Aquellos ojos acabados hacia abajo. Esa tez cetrina debajo del paso de los años. Sí, todavía conservaba la mirada suave y honesta. Treinta años les separaban de la última vez que se cruzaron en sus vidas. Todos a su alrededor jaleaban y disfrutaban de aquella fiesta de exalumnos. Ellos apenas podían balbucear palabra, ahogados por miles de mariposas revoloteando sus cuerpos, en aquel reencuentro. Sabía que volveríamos a encontrarnos, dijo él. Siempre estuviste conmigo, contestó ella. Terminó la fiesta y marcharon a sus respectivas casas, sabiendo, definitivamente, que el primer amor nunca se olvida.

9: Gobble 'til you Wobble | Astralita | Caminaba despacio, las olas a intervalos le acariciaban los pies, la brisa marina la abrazaba, en sus oídos música de Luisa Sobral y por sus mejillas corrían dos lagrimas. Su mente era un torbellino, debía tomar una decisión, pero ¿cual?. Aún le quería, pero no era feliz, le faltaba la alegría de antaño, las ilusiones,.. Sigue paseando, recordando dulces momentos y otros no tan agradables. Sabe que le echará de menos, que al principio será todo muy triste sin él, pero su decisión esta tomada y es firme. Se acabó.

10: Puedo dejarte ir como los árboles dejan ir sus hojas, tan naturalmente, una por una; puedo saber lo que ellos saben, que la caída es alivio, es consumación, porque el miedo al tiempo y a la fruta incierta perturba los grandes cielos lúcidos, en este otoño, dulce y severo. Puedo soportar lo oscuro con los ojos abiertos y llamarlo estacional, no áspero o extraño, y como un árbol estarme quieta ante los cambios, perder lo que se pierda para guardar lo que se queda, la extraña raíz todavía viva bajo la nieve. | Lizz

11: Esperens | No sabían lo que podrían encontrar, ni suceder, en el largo recorrido que tenían previsto efectúar a través de la espesura de aquel bosque impenetrable, que tantas veces habían intentado explorar, pero sabían, a ciencia cierta, que había llegado el momento. Completamente provistos de todo el material necesario y, trás despedirse de sus seres queridos, iniciaron el camino. Lo descubierto en sus primeros momentos, no defraudó sus expectativas. Siguieron adetrándose y en sus retinas, se reflejaba una fauna y flora, hasta ahora desconocida. Por fin! y tras una larga jornada, supieron que el viaje y la espera, valió la pena.

12: Lizz | Te he visto, te he visto, no puedo negarlo. Os seguí ayer tarde al salir del trabajo. Tú, la mirabas, la llevabas cogida del brazo. Os seguí. Una calle, otra..y yo... siempre detrás de vosotros. Al llegar a una plaza desierta, uno sólo la sombra formó. Pasó por mi mente odio, dolor, asco y una idea negra...la de apuñalaros. Pero no, aunque pobre, soy de cristal delicado, que antes de manchar mis manos de sangre y lodo, me haría mil pedazos. No me apena el haberte perdido, sólo me duele el haberte tenido.

13: Agatha | Y no volví a ver nunca más el azul: Ni en el cielo, que, desde entonces, fue gris plomizo, ni en el mar, de un sucio verde amenazante, ni en sus ojos, que nunca más contemplé. Ese azul tranquilizador, el azul de mi infancia, de mis sueños, mi ideal de paz, se me esfumó para siempre, tal vez como castigo a mi ceguera interna, en la que, en lugar de rectificar, he perseverado, y, tal vez, como castigo, vaya perdiendo, uno a uno, todos los colores hasta acabar sumida en la negra desesperación de los que ya no tienen consuelo.

14: Agatha | Mi prima tenía un “tentetieso”, claro que yo, entonces, no conocía semejante denominación. Eran cuatro esferas: La grande conformaba un cuerpo circular, la siguiente en tamaño, era la cabeza y las más pequeñas, idénticas, constituían los bracitos. Todo ello pintado como un bebé, como un bebé adorable. Cuando mi prima lo sacaba a la luz y lo mecía sobre una mesa o el suelo, tan pesado y repiqueteante, creía contemplar el colmo del lujo y la opulencia “jugueteril”. No podía evitar mirarlo con algo parecido a la envidia.

15: Astralita | Esto que les voy a contar es difícil de creer, se que no soy el único que lo ha vivido, se que a otras personas le ha ocurrido lo mismo, pero la diferencia es que yo se lo voy a narrar. Muchos hablan de recordar vidas pasadas, yo puedo recordar otra vida, pero no anterior a esta existencia. Recuerdo otra vida presente, distinta, se que es horrible. No es mejor que la que creo vivir, es más extraña, y me planteo cual es la más real. Nadie pertenece verdaderamente al mundo real. Todos somos extraños.

16: Lizz | No puede ser. Otra vez ahí, como todos los día, con su mirada taladrándome, absorbiendome, disgregando mi alma en su azul septiembre. Me resisto. No debo dejarle entrar, puede instalarse en mis recuerdos, en mi mundo. Insiste en poseerme, lo se, y no le importa mi indiferencia, es constante en su llamada. Y yo, cada día me retuerzo de dudas, mi cabeza me envía ordenes contradictorias, mientras que su mirada me inunda y ahoga. Si, esta vez lo voy a hacer, con el pulso firme: acepto, por fin, su petición de amistad en mi facebook

17: Penelope Glamour | Sentada en el suelo de la habitación, lloraba desconsolada, la impotencia y la desesperación le atenazaban el corazón y apenas le dejaban respirar, entonces él entró, se sentó a su lado, y con lágrimas sinceras le pidió mil veces perdón y le dijo que era un idiota y un cobarde, que la amaba más que a nada, pero ya no tenía fuerzas para seguir luchando y que aquella relación debía terminarse. Ella lo miró y quiso odiarlo, gritarle, dejar de amarlo, pero de su boca solo salieron estas palabras: “ hagamos el amor una última vez, como si no pasara nada”

18: Astralita | Desde la primera vez que le vi, ya no pude apartar mis ojos de su boca, una boca de labios carnales y sensuales. Cada vez que coincidíamos, mis ojos irremediablemente se dirigían a ese punto y mi mente ya no escuchaba ni una sola palabra. Solo podía pensar como sería sentirse besada por ellos, si serian húmedos, suaves o tal vez exigentes. Hasta que sin saber como ni porqué, los sentí sobre los míos, suaves como alas de mariposa para luego volverse exigente, húmedo, voluptuoso,... Aún sigo sin poder dejar de mirarlos.

19: Fall Days Are Fun Days | Agatha | Estoy muy triste, pero sabes que,si no fuera por ti, no encontraría el bálsamo para curar mis heridas. Tú siempre estás ahí, me meces, me arrullas, me consuelas. Tú enjugas las lágrimas que vierto y me proporcionas paz. En ti encuentro un equilibrio que nadie más me puede dar y sé que, aunque pase mucho tiempo sin visitarte, meses, tal vez, no me lo tomarás en cuenta y siempre me acogerás con igual amor, como yo, que te guardo siempre en mis pensamientos y nunca dejaré de amarte, mi mar Mediterráneo.

20: Marbú | No siempre los tiempos dificiles tornan a las personas valientes,sabias y generosas. La mayoria se muestran entonces suspicaces e irrazonable, hoscas, airadasy confusas.Es entonces cuando necesitan de amigas como tu, que soportan los desaires y la obsesion por su desgracia y les hacen ver que aguardan dias mejores.

21: Me comprimo. Me expandes. Me disgrego. Me concretas. Me evado. Me acoges. Me resisto. Me acompañas. Me ilusiono. Me pintas fantasías. Me asusto. Me proteges. Me rebelo. Me agarras fuerte. Me caigo. Me sostienes. Me miras. Me sonrío. Me pides. Me tienes. Me separo. Me sigues. Me sigues. Me espero. | Lizz | Me hablas. Me embeleso. Me acaricias. Me reconozco en tus manos. Me cohíbo. Me alientas. Me acerco. Me abrazas. Me entristezco. Me calmas mis dudas. Me apasiono. Me refuerzas. Me aíslo. Me encuentras. Me preguntas. Te respondo: Me he enamorado de tí.

22: Le apartó el pelo con suavidad y acercándose a ella, le susurró el número de su habitación y le pidió que pasara la noche con él. Después desapareció por el pasillo del Hotel. Clara sintió como el vello se le erizaba y un cosquilleo le brotaba del cuerpo, tomó el resto de su copa de un trago y alejando un pensamiento casto de su mente, se levantó. Le abrió la puerta con una sonrisa. Se había quitado la camisa, y su torso fuerte y musculado se le ofreció a la vista. Y lo supo, supo que ya no podría parar. | Penélope Glamour

23: Lo miraba de soslayo, presintiendo que cualquier palabra haría saltar en pedazos sus nervios. Qué impotencia saber a ciencia cierta que va a suceder indefectiblemente con cada una de tus reacciones. Qué muerte emocional. Qué vacío existencial. Qué cruel destino. Esta vez iba a cambiar la suerte. Que algo cambie para que todo cambie, recordó. Se levantó despacio, echó la última mirada. No recogío nada. Echó a caminar despacio, con paso firme, seguro. Apenas le quedaban emociones, las fue gastando todas con los años junto a él. Solo una pequeña esperanza: empezaba una nueva vida. | Lizz

24: Se dio cuenta que no estaba sola.Su mente recorría su espacio,mientras oía suaves respiraciones que la hacían temblar de miedo. Lo olía, lo sentía allí,mirándola, acechándola. Había conseguido entrar,y ahora ella estaba indefensa,sin poder hacer nada.Sabía que iba a morir. Sus pensamientos recorrían su cuerpo:echaría de menos a sus amigos,a sus padres,el olor de la lluvia en invierno y el ruido que hacía en el cristal,el calor del sol en verano,y se preguntó cómo sería su asesino,qué aspecto tendría,y por una vez en su vida,añoró ver, | Alina

25: Vuelvo a tener que empujar, con el mismo dolor, la misma carne desgarrada, el mismo miedo a hacerte daño, ahora después de tantos años. Pero con la seguridad, como entonces, de que si no lo hago no podrás vivir. He de arrancarte del útero cálido y nutritivo. Arracarte es arracarme, destruirme, partirme, destrozarme. Este parto nos dejará exahustos, herídos, agotados para, a partir de ahí, comenzar una nueva vida en la que tú serás tú y yo seré yo. Tienes mi permiso para vivir y trascenderme. Quiero que sepas que te amo. Tu madre. | Lizz

26: Cuatro de la mañana. Andrea caminaba por la calle deseando llegar a casa, entonces escuchó pasos detrás de ella. Le quitó importancia y siguió su camino. La persona comenzó a aproximarse con una respiración forzada. Se puso alerta y aunque pensó que luego se reiría, apretó el paso. El desconocido se seguía acercando, más deprisa, acortando su distancia. Esta vez tuvo miedo de verdad y comenzó a correr, con el corazón desbocado, y detrás su perseguidor, corriendo, a punto de alcanzarla. Las lágrimas le empezaron a brotar y estaba a punto de gritar cuando su amiga le dijo “Espérame Andrea”. | Penélope Glamour

27: No puedo hablar; me lo prometí y, cuando no quedan otros bienes, nunca querrías perder un último resquicio de dignidad. No puedo hablar, aunque quisiera, amor, para que, por mi boca pudiera salir este infierno que me quema por dentro. Me gustaría gritar que ya no soy persona, que mi cuerpo, ahora, es como una carcasa vacía y me da igual lo que la vida haga de mí, porque de darme la muerte ya te has encargado tú. Y, aunque sé que no existes, tu perfección soñada hace que nadie pueda colmar mis ansias, al contrario que esta copa que, rebosante, me bebo de un trago, para olvidar que jamás fuiste mío. | Agatha

28: Uno, dos, tres... Las gotas de sudor resbalaban por todo su cuerpo. Casi podía oír cómo se deslizaban piel abajo, si no fuera porque le aturdían los latidos acelerados de su corazón. Veintiuno, veintidós, veintitrés... Sin embargo, era incapaz de oír la muchedumbre que le rodeaba, con sus voceríos, y el tráfico de hora punta. Seguía avanzando en una nube, los ojos ya anegados de sudor. Noventa y ocho, noventa y nueve... ¡Allah'u akbar! No pudo evitar ver la sonrisa de aquel niño antes de la oscuridad. | Cap. Alatriste

29: A vece me creo pura apariencia, un fraude que no ha hecho gran cosa en la vida. Pero entonces me llamas o te presentas en mi puerta, y logras que me sienta necesaria para alguien y querida. Gracias por conseguir que me sienta mejor . | Marbú

30: Caliente, cuajada de deseo, Sí, acariciando tu piel dulce y pegajosa que me enciende y convierte en flujo que se pierde en tí. Acaricio tus muslos, se abren sedientos de mares profundos. Me deslizo lentamente sobre ti.¿Quién será el primero en rendirse exhausto? Ese primer impulso me hace gemir. Mis palabras elevan tu pulso y tu erección. Te entregas, veo tu mirada magnética que refleja mi deseo en un solo...mí. Nuestros susurros al unísono, con rítmicos golpes. Entregados a un éxtasis que luchamos por escalar...Ringggg ...Oh no! el despertador siempre tan oportuno!!!. | Lizz

31: . | Leonor | Por qué me tenéis prisionera de vuestros caprichosos deseos? No veis que sufro? Por qué no os metéis en mi piel? yo también soy humana, tengo sentimientos lo mismo que vosotros, el que no los manifieste no quiere decir que no los tenga, que los tengo. Y no soy fuerte, soy débil y sensible aunque me haya rodeado de una coraza para no demostrar mi sensibilidad y fragilidad . Como me gustaría que cuando reclaméis, imploréis, requiráis, exijais os pusierais en mi lugar.

Sizes: mini|medium|large|super size
Rosa Gonzalez
  • By: Rosa G.
  • Joined: over 5 years ago
  • Published Mixbooks: 3
No contributors

About This Mixbook

  • Title: Drabbles
  • Relatos de 100 palabras
  • Tags: drabbles
  • Published: about 5 years ago

Get up to 50% off
Your first order

Get up to 50% off
Your first order